En 1973 los astronautas de la estación espacial estadounidense Skylab se declararon en huelga y se negaron a comunicarse con el centro de control de la misión.

Se habían quejado de que les hacían trabajar demasiado, y cuando les denegaron su petición para que les recortaran la jornada, tomaron las riendas de la situación: se pasaron un día entero admirando la vista desde las ventanas.

Su desafío tuvo lugar a la mitad de una misión de 84 días.

Más tarde los astronautas se referirían al incidente como su “huelga”, aunque otros lo calificaron de “motín”.

Sea como fuere, el episodio dejó patente que en los viajes espaciales más largos los astronautas enfrentaban desafíos que no se habían presentado en las misiones llevadas a cabo hasta entonces, relativamente cortas.

Así, una de las mayores amenazas para una misión a Marte -un hito cada vez más cercano- podría provenir del estado psicológico de los miembros de la tripulación.

Así, una de las mayores amenazas para una misión a Marte -un hito cada vez más cercano- podría provenir del estado psicológico de los miembros de la tripulación.

Luego está el aislamiento. La Antártica está aislada geográficamente (dependiendo de dónde te encuentres exactamente, la evacuación durante el invierno podría ser imposible) y también socialmente (se convive en lugares cerrados con las mismas pocas personas día tras día).

La “hibernación psicológica”

El motín del Skylab pudo haberse debido al “fenómeno del tercer trimestre” al que se han referido, entre otros, varios exploradores polares.

Se trata de la falta de motivación que sienten al darse cuenta de que la situación en la que están va durar, al menos tanto tiempo como el que ya pasaron en ella, y que es algo ineludible.

Aunque no todos están de acuerdo en que el fenómeno exista, quienes sí lo creen defienden que se da en varias situaciones, incluidas las misiones espaciales simuladas.

De hecho, es lo que Gro Mjeldheim Sandal, profesora de ciencias psicosociales de la Universidad de Bergen, en Noruega, se esperaba encontrar al estudiar las emociones de 27 personas ubicadas en la base Concordia de la Antártica, donde la temperatura media exterior es de -51 °C y a donde solo se puede acceder entre noviembre y febrero.

Pero en lugar de deprimirse a la mitad de su estadía, los participantes entraron en una especie de “hibernación psicológica” que los volvió apáticos .

De alguna manera, podría ser algo bueno, ya que ayuda a los miembros de la tripulación a ahorrar recursos y superar su confinamiento sin agotarse, explica Sandal.

De hecho, asegura Sandal, las personas que planean estas misiones espaciales son muy conscientes de los riesgos que el aburrimiento y la monotonía pueden conllevar, y necesitan encontrar formas de contrarrestarlos.

La importancia del sueño

El sueño también tendrá un papel clave en la manera en que los astronautas reaccionen a las demandas mentales de una misión a Marte.

Pero dormir bien por la noche es complicado cuando no hay un ciclo natural de día y noche.

En la Tierra, nuestro ciclo de sueño-vigilia está regulado tanto por lo cansados que estamos como por la luz del día. “[Los astronautas] no podrán usar esa señal de luz para sincronizar sus patrones de sueño-vigilia”, explica Joanne Bower, investigadora del sueño en la Universidad De Montfort de Leicester, en Reino Unido

Tomado de: https://www.bbc.com/mundo/vert-fut-50636990

Publicado por Mars Society Colombia

Somos representantes oficiales para Colombia de The Mars Society, nuestro objetivo el establecimiento de las primeras colonias de humanos en el Planeta Marte

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: